I’m back

Algunas veces la necesidad de adquirir dinero nos ocupa todo el día, toda la semana, todo el mes, todos los años. Toda la vida. Me ha pasado hace algunas semanas. No me estoy quejando ni es una protesta contra el dinero. Me gusta el dinero, me gusta la plata. ¿A quién no? Y me gusta porque es útil para muchas cosas. La plata es funcional. Y me gusta lo funcional. Pero también te esclaviza, dejando de hacer cosas que nos gustan para hacer otras cosas que nos dan plata. Grave error. Hace unas semanas dejé de escribir, y con eso, dejé caer un pedacito de mi alma.

Escribir no me ha dado “plata como cancha” (una expresión muy usada en mi país por un político millonario que quiere ser presidente), pero me ha dado paz. La escritura ha mitigado mi angustia existencialista. Me ha dado un alivio en el alma y me conectado con personas. Pero lo había dejado, hasta hoy. I’m back!

Pero, no crean que me quedé sin trabajo o algo así. Aún tengo mis “cachuelos” (freelance mode on) para sobrevivir en este mundo cruel (lo siento por el drama). La diferencia es que ahora me he vuelto a rebelar contra el sistema y he encontrado un espacio libre en mi agitado horario para volver al blog, y a ustedes. Y me encanta estar de vuelta.

El proceso fue un poco largo. Durante los días anteriores a este he tenido la idea de volver a escribir rondando por mi cabeza. Pero cada vez que quería hacerlo, me metía en las cobijas y caía en sueño profundo. Pero este fin de semana fue diferente. Hubo feriado largo en Perú. Santa Rosa de Lima me hizo el milagro creo justo en el día de su celebración. Y no es que yo sea devota ni crea en milagros, pero… los caminos del señor son misteriosos.

Entonces, les decía, casi al atardecer de uno de estos días libres en Lima, me bañé con agua tibia, me depilé cada vello nada bello de mi cuerpo, me puse la crema corporal, sequé mi cabello, puse la música selecta de mi mp3, me preparé mi amargo té verde y abrí la laptop para que las yemas de mis dedos hagan lo suyo. Y resultó esto. Esta entrada. Ninguna obra maestra ni nada parecido. Solo estas palabras que espero que las hayan disfrutado leyéndolas como yo las disfruté escribiéndolas. Los extrañé. Prometo no perder la brújula otra vez. Nos leemos pronto 🙂

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. moccamendez dice:

    ¡Qué genial leerte por aquí nuevamente! Y qué identificada me he sentido con cada palabra que has escrito. Y sí, el mundo laboral, el que nos provee del dinero que nos permite subsistir, puede ser muchas veces absorbente. En la medida de lo posible siempre trato de pasarme por la blogósfera y no perder el ritmo de las publicaciones, pero hay veces que simplemente me resulta imposible. Pero no pierdo el buen humor. Y claro, siempre trato de escribir aunque sea un poco. Para no perder la costumbre de esta actividad tan bonita que a muchos nos devuelve el aliento. ¡Un saludo! ¡Nos leemos! 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. LaQueEscribe dice:

      Gracias! Estoy organizándome para liberar horas. Comentarios como el tuyo me alientan, un abrazo fuerte!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. manoloprofe dice:

    ¡Qué bueno verte de nuevo por el barrio…! Tu lugar de siempre, en las gradas de esa bodega que se llama LAS LETRAS y que hasta algún libro ofrece junto con loza, juguetes, chocolates y demás veleidades, está esperándote. Y con él, nosotros. ¡Feliz blogging! 🙂 🙂 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. LaQueEscribe dice:

      Muchas gracias por el comentario. A seguir escribiendo entonces. Un saludo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s