Love yourself!

Cuando llega el amor propio a tu vida, llega el amor verdadero… ese, el incondicional, el duradero. ¿No te ha pasado que con cada minifracaso en tu vida, quieres meterte a un hueco en la tierra y no salir? Pues a mí sí. Y muchas veces. Hasta que un día empecé a enamorarme de mí. No se confundan. No estoy hablando de narcisismo. Estoy hablando de amor propio.

Cuando la magia del amor propio toca tu vida, casi nunca más se va. Entonces, con este, también viene la confianza y la seguridad. Ya no importa si no eres el mejor estudiante, importa que diste todo de ti, la próxima vez lo harás mejor. Ya no importa si no te contrataron en ese trabajo, pues ellos se están perdiendo una gran oportunidad de trabajar con tu talento, siempre hay más empresas que te sepan valorar. Ya no importa si esa persona te rechaza, te termina o te cambia por otra persona… es justo en este aspecto (el amoroso) en el que el amor propio se pone a prueba. Y ya sé, no somos de piedra. Y menos cuando estamos enamorados, somos muchísimo más vulnerables.

A pesar del dolor por el fracaso, en cualquier ámbito de nuestras vidas, el amor propio, cuando es fuerte, siempre te ayudará a levantarte. Este gran sentimiento hacia nosotros mismo es el elemento más importante para sobrevivir en este mundo, después de haber tropezado y caído. Para sobrevivir con lo que llevas dentro sin importar lo que te puedan ofrecer desde afuera. Cualquier cosa que sea, cualquier episodio de tu vida que intente quebrantarte, será inmediatamente superado por tu amor propio.

Pero, ¿y cómo hacemos para que nuestro amor propio no se debilite? A modo personal, diré: siempre mirarnos al espejo y ser sinceros son nosotros mismos. No mentirnos ni mucho menos menoscabarnos. Es importante, también, hablar solos (sí, como locos), hacernos ver nuestros aciertos y errores. Mantener una excelente relación con nosotros mismos. Debemos cuidar el interior muy bien para que el exterior no afecte nuestras vidas de forma cruel y permanente.

Para finalizar, te preguntarás el porqué puse el título en inglés y el porqué se me ocurrió escribir sobre este tema. Pues, hoy estuve escuchando la canción “I touch myself” interpretada por Divinyls mientras viajaba el bus. Sí, esa canción de los ochentas me inspiró… pero no para hacer precisamente lo que dice la letra (hot moment!) ja, ja, ja… Solo me inspiré en la primera frase de la canción mientras miraba por la ventana a una pareja de enamorados pelear. Al parecer, la muchacha no podía soportar el fin de la relación. Fue triste ver eso, fue triste durante los sesenta segundos que estuve detenida en el semáforo. Entonces, cuando el bus avanzó, y finalmente llegué a casa, escribí esto en español y con título en inglés, pues por ahí dicen que en inglés todo suena más bonito (not agree but…).

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Rosa Amelia dice:

    Totalmente de acuerdo con tu reflexión.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s